Cultivo

Plantación chufa

PLANTACIÓN

La chufa se planta preferentemente en el mes de abril.

La plantación, se realiza mecánicamente, con unas sembradoras de presión que van formando caballones de 15-20 cm de altura, con una distancia de 55-60 cm.

La profundidad de plantación es de 4 a 8 cm, con una separación entre los mismos de unos 10 cm.

La densidad de siembra suele ser alta, requiriéndose del orden de 10 o 12 Kg de chufa por hanegada.

exigencias climaticas del cultivo de la chufa

EXIGENCIAS CLIMÁTICAS

En climas cálidos, con temperaturas medias elevadas y un período de 4 a 5 meses libres de heladas, la planta puede completar su ciclo vegetativo. Las necesidades de agua son muy elevadas, y el crecimiento se ve favorecido por una humedad ambiental alta.

El cultivo de chufa de Valencia necesita un aporte hídrico constante a lo largo de todo el ciclo, que sólo se puede suministrar con el riego. Las lluvias intensas y los vientos fuertes son perjudiciales.

Campo de chufas

EXIGENCIAS EDÁFICAS

En los suelos sueltos franco-arenosos, es donde la chufa adquiere una mayor calidad, sabor más dulce e intenso, piel más fina, ausencia de raíces que la deprecien y un tamaño más grande y uniforme.

Los suelos también deben de estar limpios de restos vegetales y piedras, ser abundantes en materias orgánicas y no salinos, como los presentes en la comarca de L’Horta Nord de la Comunidad Valenciana.

Campo de chufas quemado para su recolección

RECOLECCIÓN Y LAVADO

Se realiza el quemado de la parte aérea de la planta y tras ella, se efectúa una limpieza de las cenizas y de los restos. La recolección se realiza en los meses de noviembre a enero, cuando la planta está completamente agostada y seca.

En el lavadero: un primer bombo-criba se separa la tierra del resto del material; luego pasan a un segundo bombo, formado por dos elementos concéntricos donde se separan paja y piedras gruesas. Finalmente, una ducha las va mojando y pasan por unas canaletas con diferentes salidas de agua para separarlas de piedras y tierra

Selección a mano de chufa

SECADO Y SELECCIÓN

Una vez limpias las chufas deben perder humedad mediante el secado. Durante este proceso, se hace descender la humedad del 50% hasta el 11%. El proceso se lleva a cabo en “cambras” de secado, y su duración suele ser de 4 a 6 meses.

Durante este tiempo se remueven las chufas diariamente, de manera lenta y cuidadosa, con el fin de conseguir un secado uniforme y unas características que les son propias. Una vez secas, se procede a su limpieza y clasificación a mano.

In the process of reviewing the options available for this article, we looked at no less than 30 different applications that could be used for this task, and most of which were specifically designed with this purpose in mind

Walcott https://writemyessay4me.org gave a speech at the city’s education headquarters, where he was greeted by rounds of applause